Con l'Insecterie usted está asegurad hasta 40 días después de haber recibido a sus insectos! Insectos en el mejor estado, asegurado!

Cetónidos- Protaetia Himalayana


Protaetia Himalayana 

Magnífico coleóptero de Tailandia, de maravillosos y variados colores y fácil de criar. 

Protaetia himalayana adultos: 

 Lo ideal sería un mínimo de 10 cm de substrato.


El substrato está compuesto por abono o tierra especial para terrarios mezclada con muchas hojas secas y serrín. Por favor, no use aserrín de madera blanda, como por ejemplo, de pino.

Decoración:

Las ramas son ideales ya que si el escarabajo se voltea patas arriba, se podrá ayudar de las ramas para levantarse.

También podemos poner plantas, musgo y piedras para darle un toque estético.

Iluminación:

Como cualquier ser viviente, los escarabajos necesitan de una buena fuente de iluminación.

Además, esto favorece el apareamiento y, posteriormente, la oviposición. De allí su importancia.

Si la iluminación fuese escasa, podemos ubicar una lámpara sobre el terrario siempre y cuando no caliente mucho ya que mientras más cálido, más difícil es de mantener la humedad.

Humedad:

La tasa ideal de humedad varía entre 70 y 75%, pudiendo llegar hasta un 80 y un 65%, pero nunca más alto o menos bajo.

Larvas de la Protaetia himalayana:

Lo ideal son 10cm de substrato de tierra o, en otro caso, de tierra especial para terrario mezclada con muchas hojas secas ya que las larvas se alimentan mucho de estas.

No dude, entonces, en rellenar el terrario con hojas secas y serrín, excepto de maderas blandas.

Iluminación:

Las larvas se ubican bajo tierra, entonces la iluminación no es necesaria.

Humedad:

La tierra no debe estar seca pero tampoco empapada, si no, las larvas corren el riesgo de morir.  

Alimentación:

- Los adultos se alimentan de frutas y legumbres así como de Beetles Jelly.

Manzanas, bananas, zanahorias, Beetles Jelly y polen que aporta vitaminas y proteínas en polvo.

- Las larvas se alimentan de hojas secas y serrín, pero recuerde no darle de madera blanda.

 

Temperatura:

Tanto para los adultos como para las larvas, la temperatura ideal es la ambiente, oscilando entre los 20° y 25° pero, sobre todo, no debe bajar de 18°.

Con respecto a las larvas, mientras más elevada sea la temperatura, más rápidamente se van a meter en la celda pupal y cuando la cetonia salga, será de menor tamaño ya que se ha desarrollado a mayor velocidad y no habrá podido conseguir su tamaño normal.

 

Crianza y reproducción:

A diferencia de los fásmidos, no hay partogénesis, con lo cual la fecundación se realiza entre macho y hembra.

Varios días después de la fecundación (más o menos 15, dependiendo de la especie) la hembra se entierra para desovar en el substrato, que de preferencia sea del tipo Flake Soil.

El tiempo de eclosión varía según la especie, luego de lo cual, las pequeñas larvas aparecen y hay que moverlas a una caja pequeña.

 

Desarrollo de las larvas:

Una vez que los huevos eclosionan, nace una larva. Las larvas pasan por diferentes etapas, la L1, L2, L3, al igual que una gran mayoría de insectos.

Ya que la larva ha alcanzado su etapa de "adultez", se forma una envoltura de tierra que llamamos cáscara.

Se transforma entonces de larva a ninfa y es esta ninfa la que va a dar paso a la hermosa cetonia que conocemos.

Una vez que los huevos eclosionan, nace una larva. Las larvas pasan por diferentes etapas, la L1, L2, L3, al igual que una gran mayoría de insectos.

Ya que la larva ha alcanzado su etapa de "adultez", se forma una envoltura de tierra que llamamos cáscara.

Se transforma entonces de larva a ninfa y es esta ninfa la que va a dar paso a la hermosa cetonia que conocemos.

Artículos relacionados